Buscar

Glaciar Perito Moreno, Santa Cruz

Parque Nacional Los Glaciares

El Parque Nacional Los Glaciares está ubicado en la región conocida como Andes Australes del territorio argentino, al sudoeste de la provincia de Santa Cruz en el límite con Chile. Por su imponente belleza natural, constituye una maravilla única en el mundo, y fue declarado "Patrimonio Mundial" por la UNESCO en el año 1981.

El Parque Nacional comprende un escenario de montañas, lagos y bosques, incluyendo una vasta porción de la Cordillera de los Andes prácticamente cubierta de hielo y nieve al oeste y la árida estepa Patagónica al este.

Debe su nombre a la presencia de numerosos glaciares que se originan en el gran Campo de Hielo Patagónico -el manto de hielo más grande del mundo después de la Antártida- el cual ocupa casi la mitad del Parque. También conocido como Hielo Continental Patagónico, alimenta 47 grandes glaciares, de los cuales 13 descienden hacia la cuenca Atlántica. Además existen más de 200 glaciares de menor magnitud, independientes del Campo de Hielo Patagónico.

Si bien las grandes masas de hielo suelen encontrarse en nuestro planeta a más de 2500 metros sobre el nivel del mar (msnm) los glaciares de la provincia de Santa Cruz tienen su origen a solo 1500 msnm de altitud y descienden hasta los 200 msnm, permitiendo un acceso y visualización única en el mundo.

Como resultado del deshielo de este inmenso sistema, se originan dos grandes lagos: el Lago Argentino y el Lago Viedma, que vierten sus aguas al Océano Atlántico cruzando toda la provincia a través del río Santa Cruz.

Actualmente, el Parque recibe un gran número de visitantes de todo el mundo, ofreciendo múltiples propuestas -organizadas y libres- para recorrerlo durante casi todo el año.

El Glaciar Perito Moreno, es el más conocido e imponente de los glaciares de este Parque Nacional, ubicado en el extremo sur, frente a la Península de Magallanes, a 78 Km. de El Calafate.

Este glaciar muestra un sorprendente y curioso fenómeno, en el que su gran masa de hielo avanza continuamente, provocando la acumulación, ruptura y desprendimiento de gigantescos bloques de hielo en su frente de 5 Km. de ancho, situado sobre el Canal de los Témpanos; allí es donde navegan los numerosos fragmentos de hielo del glaciar.

El frente del glaciar sobrepasa los 60 m sobre el agua en su altura máxima, de donde caen continuamente trozos de diversos tamaños, produciendo una estridencia comparable al sonido del trueno.

Su colosal avance logró cruzar el Canal de los Témpanos en el año 1947, cuando se apoyó en tierra firme en la punta de la península de Magallanes, arrasando con el bosque de lengas. Convirtiéndose en un gigantesco dique, cortó el drenaje natural de toda la parte sur del lago, el Brazo Rico.

Este extraordinario fenómeno da lugar al crecimiento del nivel de las aguas provenientes del Lago Argentino, provocando un desnivel de casi 20 metros. La tremenda presión sobre el glaciar produce filtraciones y termina fracturándolo, socavándolo y finalmente rompiéndolo.

El gradual rompimiento y posterior nivelación de las aguas, es un espectáculo conmovedor, único en el mundo, que se repite cada tres o cuatro años, al cual asisten miles de personas de todo el mundo.

Custodiados por las montañas y los glaciares, los bosques subantárticos ocupan alrededor de 79.000 has, donde predominan la lenga y el guindo. Por resistir mejor las temperaturas bajas, la lenga es la que más se acerca a los glaciares y sus bosques también cubren los fondos de valle. En cambio, el guindo, con características muy similares al coihue, se asocia mejor a la oceanidad del clima y es menos tolerante a las amplitudes térmicas.

Entre los arbustos hermosean con sus coloridos el notro, con sus flores rojas, el calafate de flores amarillas y fruto violeta, y el sauco del diablo en las zonas más húmedas del bosque. Además encontramos helechos, musgos, líquenes y flores como la topa-topa, con forma de zapatilla, y las orquídeas. Las arvejillas azuladas crecen y tapizan las zonas cercanas a los glaciares y la pinguicula antártica, una especie de planta carnívora de flores violáceas, atrae a los insectos para digerirlos y obtener las sustancias nitrogenadas necesarias para su nutrición.

Durante el invierno, el huemul baja de las praderas de altura a los bosques en busca de alimento y refugio. La gran diversidad de aves, entre las que se encuentra el carpintero negro patagónico, la cotorra austral y el picaflor de corona granate, incluye en los ambientes acuáticos a cisnes de cuello negro y patos como el zambullidor grande y el de torrentes. Por encima de los bosques, a partir de los 1.000 m de altura y hasta el límite de las nieves permanentes ubicado a 1.600 m, se extienden los semidesiertos de altura. Hacia el este, las estribaciones de los Andes van desdibujándose en la meseta patagónica, donde el bosque deja su lugar a la estepa, con matas de gramíneas bajas y compactas. Allí habitan guanacos, zorros grises y zorrinos patagónicos. En el sector norte del Parque Nacional Los Glaciares anidan importantes poblaciones de cóndores y de águilas escudadas.

Páginas Amigas

Gestion hotelera

Últimos Articulos
Descubran el Caribe Mexicano cambiando su forma de viajar

La Riviera Maya sigue siendo un sitio bastante atrayente no sólo por sus paisajes sino también por su gente y su cultura. continue reading

Veraneo balneario en Madagascar


En el Océano Índico, la Gran Isla de Madagascar es un verdadero edén para los enamorados de relajación balnearia. continue reading